firefly

–   Papá, ¿me puedes leer un cuento?

–   ¡Claro! ¿qué te parece El mago de oz?

–   No, ése no me gusta. ¿Por qué tenían que matar a la bruja? ¿Esos zapatos no eran suyos? ¿Y si sus papás le pegaban?  ¿No la querían porque era verde?

–   Bueno… bueno… que tal… Jack y los frijoles mágicos.

–   ¡Noooo! Pobre gigante, le quitaron sus cosas y lo mataron. Ese Jack era un ladrón Pa’. Además, como que tenía problemas con su mamá, mira que presionarlo para que se volviera asesino. Pobre…

Erase que se era, había una época donde la fantasía se escribía sólo para niños. Donde había malos y buenos y no se preguntaba “Por qué”. Donde había finales felices o se vivía feliz para siempre. Y no se podía pensar en sistemas económicos ni revoluciones sociales o culturales. Mucho menos en consecuencias. Sí, hubo un tiempo en que la fantasía era joven.

Actualmente ya podemos contar con varios títulos en los que se vive la fantasía pero desde el punto de vista adulto. Hay escritores que tratan a los personajes como si fuera una gran novela y no como un cuento de hadas. Tal es el caso de Wicked, escrita por Gregory Maguire. Aquí Oz es una posibilidad, un reflejo social en el que encontramos racismo, clases sociales, actitudes muy humanas y lo más importante, profundidad en el carácter de los personajes. Cuando vas leyendo, descubres similitudes entre tu persona y la protagonista.

wicked

Es exquisito ver a seres humanos enfrentarse a una cotidianidad mágica y que los problemas que enfrentan puedan ser similares a los propios. Vivir como si ese mundo realmente fuera real.

Otro caso, no tan bien escrito, pero igualmente atrayente, es el de El retorno de los dragones escrita por Margaret Weis y Tracy Hickman, historia de la saga “Crónicas de la dragonlace”. Quienes hayan practicado los juegos de roll se identificarán con estos personajes. De hecho, toda la colección, -que es amplísima-, tiene este toque. Juegan con estas circunstancias extraordinarias donde personajes comunes, -algunos no tan comunes; deben enfrentar.

el retorno de los dragones

Jugar con la imaginación y lograr mundos alternos que nos hagan salir de la cotidianidad real para entrar a una “cotidianidad fantástica” es algo que se disfruta mucho cuando se necesita volar con las ilusiones.

Ya se acerca el año nuevo natural y si seguimos la tendencia fantástica, bien podemos hacer la promesa de mejorar nuestra vida, sumergiéndonos en libros que nos hacen crecer nuestra perspectiva.

Vamos a darnos el privilegio de dejarnos llevar por el soplo del viento en las costas de la tierra media o viajar en un grifo sobre las montañas. ¿Por qué no? Quizá encontremos la motivación para vivir al final del camino amarillo.

Larga vida y prosperidad.

Dragcat es un caminante que transita sin descanso por este valle de sentimientos y fantasías, excelente amigo y guía en todos los planos de la existencia, con toda una vida en el escultismo a todos los niveles y sufriendo constantemente con las derrotas de los Bills de Búfalo.
Comentarios a: blogzine@leepp.com.mx

Firefly

Se reclinaba en el banco de tres patas como lo hacía siempre. Lograba ver las llanuras y más allá, el puerto donde desembarcaban las mercancías traídas desde todo el Mediterráneo. Suspiraba, la última vez que viajó por mar fue cuando la trajeron desde la vieja Creta, poco después de descubrir sus dones. A los doce años. Los dioses la honraron con la visión. Hoy, después de tanto tiempo, ha visto el destino de todo griego y bárbaro que lo solicita. Tebas la ha cobijado y morirá como toda pitonisa, plegando el velo del tiempo.

Si el ser humano pudiese traspasar la cortina que divide el presente del futuro, seguramente lo evitaría. No hay nada más bello en el Universo que la incertidumbre del porvenir. Quizá perdería importancia el ser el más adinerado. Probablemente muchos dejarían de luchar por lo que desean cuando sepan que nunca llegarán a la meta o cuando se descubran disfrutando del logro. Lo cierto es que sabemos gozar del presente, -o deberíamos hacerlo; por el simple hecho de que es lo único seguro que tenemos. La vida vale porque no sabemos cuándo la vamos a perder.

Otra cosa que desaparecería o que nunca existiría, sería la ciencia ficción. El ejercicio de proyectar los avances científicos y tecnológicos a su máximo nivel con ayuda del sentido común, puesto que eso es lo que da vida a este género. ¿De qué sirve especular sobre algo que ya es conocido?

Quizá no nos maravillaríamos al leer Nueve futuros (recopilación de cuentos escritos en revistas durante los años 1956 y 1958) de Issac Asimov y descubrir que su Multivac, descrito en sus textos, es el mismísimo Internet que tenemos ahora. Y aún más, filosofar con lo que proyecta millones de años en el futuro, pasando por el fin de la vida del Sol y del mismo Universo.

O quizá no podamos disfrutar con el sorprendente avance de la física y la arquitectura en la creación del Mundo anillo dentro de los libros de Larry Niven. Imaginen, un mundo hecho artificialmente, donde cada elemento que conforma un planeta habitable es recreado de manera ingeniosa. Son tan atrayentes las teorías planteadas aquí, que astrónomos y físicos usan el libro como ejercicio para descubrir los errores o fallas de los postulados de Niven.

Larry Niven

En fin, mientras alcancemos la virtud de contemplar el futuro, gocemos de esta literatura que nos permite explorar las posibilidades que nos plantean sus autores, recordando que muchas de las historias de este género se han convertido en realidad.

Larga vida y prosperidad.

Dragcat es un caminante que transita sin descanso por este valle de sentimientos y fantasías, excelente amigo y guía en todos los planos de la existencia, con toda una vida en el escultismo a todos los niveles y sufriendo constantemente con las derrotas de los Bills de Búfalo.

Comentarios a: blogzine@leepp.com.mx

Firefly

Las antorchas iluminan el sendero, hay luna llena. Hace días se quemó el leño del ciclo anterior en la celebración de Yule, el festejo del solsticio de invierno. Las velas en la ventanas se han extinguido y retirados sus restos desde hace tiempo. Lloramos por las pérdidas. Se bailó en torno al surgimiento del sol. Ahora sólo queda esperar al equinoccio de primavera. Para eso se deben preparar las casas, se debe purificar el campo, se deben comer alimentos que limpien al cuerpo y esperar a que los dioses permitan que inicie el año nuevo.

 

Hace siglos así corría el tiempo en Europa; así se festejaba en diciembre. Con el tiempo las costumbres cambian, llegan religiones nuevas y con ellas, adaptaciones. Lo importante es festejar y sobretodo, tener conciencia de que algo mayor a nosotros está ocurriendo. Algo que une nuestras mentes y corazones.

Hasta ahora y bajo los dogmas actuales, seguimos practicando ritos que rayan en la superstición o en la magia. Velas blancas, monedas doradas, maletas que representan viajes, ropa de colores que habla de prosperidad. Actos que la iglesia o el templo no permitirían por ser ajenas. Se han preguntado el porqué de estas recurrentes prácticas. Tal vez, porque no hay religión que todavía satisfaga completamente nuestro sentir. Probablemente nos guste retar a nuestras creencias. O puede ser que estamos ávidos de milagros y buscamos algo que nos demuestre que ese mundo mágico existe.

Hay un libro que me hizo pensar en ello, se los comparto: El clan del oso cavernario de la serie: Los hijos de la tierra, escrito deliciosamente por Jean M. Auel. No es que hable propiamente de dioses y rituales de adoración, no. Es parte del libro pero no es la esencia. Habla de un enfrentamiento hipotético entre dos especies humanas: el neandertal y el cromañón (propiamente, homo sapiens). Relatado con dinamismo y con una maestría que te permite viajar en el tiempo con la protagonista Ayla. La autora estructura a sus personajes de forma tan completa que sientes con ellos, te emocionas y ante sus experiencias reconoces tu ser de manera básica, orgánica, tal cual, como hijo de la Tierra.

 

Te hace sentir la idea primera del clan, de la familia y la igualdad con el resto de la humanidad. Y si les gusta, pueden seguir la lectura con los demás libros de la saga que hasta donde me quedé, son cinco en total.

Ahora bien, esperemos que durante las siguientes lunas se realicen todos los propósitos que se han planteado para el 2010. Y también espero que uno de ellos sea leer más. Muchas felicidades y larga vida y prosperidad.

Dragcat es un caminante que transita sin descanso por este valle de sentimientos y fantasías, excelente amigo y guía en todos los planos de la existencia, con toda una vida en el escultismo a todos los niveles y sufriendo constantemente con las derrotas de los Bills de Búfalo.
Comentarios a: leep.p@hotmail.com

Firefly

firefly

Luna llena, a lo lejos se escucha el tumulto, de entre las grandes colinas y sorteando las copas de los árboles, se deja ver el fuego que consume los interiores del castillo. Caballos alocados corren por el camino, hombres con antorchas, con ojos enrojecidos por la rabia de la caza los montan. Algunos jurarán que por el cielo pasaron volando grandes murciélagos que trataban de huir de las llamas.

Todo el pueblo es una turba. Picas, palas, cuchillos de cocina, todo lo que pueda lastimar. Es la primera vez que el odio y el miedo han enardecido sus corazones y no pueden controlarlo. Se dejan llevar por la satisfacción del odio. Liberan toda la presión que surge día por día, jornada por jornada. Entre el fuego ven al padre que los golpeaba, a la injusta mujer que destrozó su corazón, al hombre vil que con engaños la llevo a la cama. Al patrón que retribuye su trabajo con insultos y con sueldos miserables. A la iglesia que cada vez más los oprime con la culpa y la condena. Sí, entre el fuego ve a la bestia que anida en su mente.

resident-evil-mob

Una carroza lleva a los muertos vivientes en su escapatoria, los jinetes del pueblo los siguen y casi les dan alcance. Del cielo llegan enemigos que levantan a la gente del pueblo con sus enormes alas membranosas para dejarlos caer al vacio. Al final y después de varios enfrentamientos, ganan los humanos, o por lo menos, mantienen a raya a los hijos de la noche.

Para eso existe y tiene razón de ser la literatura fantástica obscura. Permite sacar a flote nuestros temores, nuestras frustraciones y los refleja con seres que son el mal transformado criatura.

resident-evil-remake

De ahí que a la par de los avances científicos y tecnológicos también han evolucionado nuestros temores y la forma en que los proyectamos. Desde un Howard Phillips Lovecraft (los mitos de Cthulhu), con seres que circundan la tierra flotando en el espacio, hasta engendros radioactivos cuyo inocente fin, es acabar con todo rastro de vida que se les presente.

Este fenómeno es común entre los literatos del terror y el horror; curiosamente eso no es así en la literatura fantástica “blanca”, por llamarla de alguna manera. Hemos de trabajar con la idea de que es por enfrentar al hombre con la cara no tan agradable de sus propias creaciones, como ocurre entre los grandes escritores del romanticismo gótico como: Mary Shelley con “el monstruo de Franckestein” o Bram Stocker con “Drácula”; o por demostrar la vulnerabilidad humana ante todo lo que le rodea.

Actualmente, y como explicación al zombie, a la polución vampírica y del hombre lobo, entre otras muchas cosas; se ha jugado con la idea de un enfrentamiento  contra los virus y bacterias. Ejemplo claro y bien estructurado lo tenemos en  “Resident Evil”. Aunque muchos con ver las noticias en televisión dirán que eso ya no es ciencia ficción ni terror, dirán que esa es la cruel realidad.

Hasta ahora y mientras el humano siga manifestando temores y siga avanzando bajo la tutela de la ciencia, seguirán los grandes autores impactándonos con estos géneros que estimulan nuestra adrenalina y nuestra imaginación y probablemente, gracias a ellos, podemos agradecer que hasta ahora, hemos logrado vencer el impulso de matar a un vecino o suicidarnos. (Bueno, eso quiero pensar.)

Dragcat es un caminante que transita sin descanso por este valle de sentimientos y fantasías, excelente amigo y guía en todos los planos de la existencia, con toda una vida en el escultismo a todos los niveles y sufriendo constantemente con las derrotas de los Bills de Búfalo.
Comentarios a: leep.p@hotmail.com