firefly

–   Papá, ¿me puedes leer un cuento?

–   ¡Claro! ¿qué te parece El mago de oz?

–   No, ése no me gusta. ¿Por qué tenían que matar a la bruja? ¿Esos zapatos no eran suyos? ¿Y si sus papás le pegaban?  ¿No la querían porque era verde?

–   Bueno… bueno… que tal… Jack y los frijoles mágicos.

–   ¡Noooo! Pobre gigante, le quitaron sus cosas y lo mataron. Ese Jack era un ladrón Pa’. Además, como que tenía problemas con su mamá, mira que presionarlo para que se volviera asesino. Pobre…

Erase que se era, había una época donde la fantasía se escribía sólo para niños. Donde había malos y buenos y no se preguntaba “Por qué”. Donde había finales felices o se vivía feliz para siempre. Y no se podía pensar en sistemas económicos ni revoluciones sociales o culturales. Mucho menos en consecuencias. Sí, hubo un tiempo en que la fantasía era joven.

Actualmente ya podemos contar con varios títulos en los que se vive la fantasía pero desde el punto de vista adulto. Hay escritores que tratan a los personajes como si fuera una gran novela y no como un cuento de hadas. Tal es el caso de Wicked, escrita por Gregory Maguire. Aquí Oz es una posibilidad, un reflejo social en el que encontramos racismo, clases sociales, actitudes muy humanas y lo más importante, profundidad en el carácter de los personajes. Cuando vas leyendo, descubres similitudes entre tu persona y la protagonista.

wicked

Es exquisito ver a seres humanos enfrentarse a una cotidianidad mágica y que los problemas que enfrentan puedan ser similares a los propios. Vivir como si ese mundo realmente fuera real.

Otro caso, no tan bien escrito, pero igualmente atrayente, es el de El retorno de los dragones escrita por Margaret Weis y Tracy Hickman, historia de la saga “Crónicas de la dragonlace”. Quienes hayan practicado los juegos de roll se identificarán con estos personajes. De hecho, toda la colección, -que es amplísima-, tiene este toque. Juegan con estas circunstancias extraordinarias donde personajes comunes, -algunos no tan comunes; deben enfrentar.

el retorno de los dragones

Jugar con la imaginación y lograr mundos alternos que nos hagan salir de la cotidianidad real para entrar a una “cotidianidad fantástica” es algo que se disfruta mucho cuando se necesita volar con las ilusiones.

Ya se acerca el año nuevo natural y si seguimos la tendencia fantástica, bien podemos hacer la promesa de mejorar nuestra vida, sumergiéndonos en libros que nos hacen crecer nuestra perspectiva.

Vamos a darnos el privilegio de dejarnos llevar por el soplo del viento en las costas de la tierra media o viajar en un grifo sobre las montañas. ¿Por qué no? Quizá encontremos la motivación para vivir al final del camino amarillo.

Larga vida y prosperidad.

Dragcat es un caminante que transita sin descanso por este valle de sentimientos y fantasías, excelente amigo y guía en todos los planos de la existencia, con toda una vida en el escultismo a todos los niveles y sufriendo constantemente con las derrotas de los Bills de Búfalo.
Comentarios a: blogzine@leepp.com.mx
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s