Música a través del tiempo

Hola cibernautas, es un placer para mi escribirles en este nuevo espacio, lamento el no haber podido escribir este artículo para la edición pasada, pero estoy de vuelta para dar ese viaje por la música que a través del tiempo sigue siendo popular.

En esta ocasión no les presentaré a un personaje muy conocido, ni mexicano, les escribiré de un cantautor excepcional, se trata de Alfredo Zitarrosa, cantautor, poeta y locutor uruguayo.

 

Hijo natural de Jesusa Blanca Nieve Iribarne (Blanca), que con 19 años dió a luz en el Hospital Pereira Rossell de Montevideo el 10 de marzo de 1936 a un niño quien fuera registrado como Alfredo Iribarne.

A poco de nacer, en circunstancias especiales, su madre lo “dio a criar” al matrimonio compuesto por Carlos Durán, hombre de varios oficios, y Dora Isella Carbajal, por ese entonces empleada en el Consejo del Niño, pasando a ser Alfredo “Pocho” Durán, viviendo con ellos en diversos barrios de esa ciudad, trasladándose luego, entre 1944 y fines de 1947, al pueblo de Santiago Vázquez, con frecuentes visitas a la campaña cerca de Trinidad, capital del Departamento de flores, de donde era oriunda su madre adoptiva. Se ha señalado que esta experiencia infantil lo marcó para siempre, notándose en su repertorio la inclusión mayoritaria de ritmos y canciones de origen campesino, fundamentalmente Milongas.

Regresó con su familia adoptiva, por breve tiempo, a Montevideo, para luego pasar a vivir, al comienzo de su adolescencia, con su madre biológica y el esposo de ésta, quien a la postre le diera su apellido, el argentino Alfredo Nicolás Zitarrosa.

Se inicia en las lides artísticas en 1954 como locutor de radio Fue también escritor, poeta y periodista, destacándose, en esta última actividad, su labor en el semanario Marcha.

Encontrándose en el Perú y dadas las peculiares circunstancias en el año de 1964, debuta por primera vez como cantante profesional el día 20 de febrero, en canal 13 de  Panamericana Televisión,

Poco después, al pasar por Bolivia de regreso a Uruguay, realizó varios programas en Radio Altiplano de la ciudad de La Paz, debutando posteriormente en Montevideo, allá por 1965, en el Auditorio del SODRE (Servicio Oficial de Difusión Radioeléctrica). Su participación en este espacio le sirvió de peldaño para ser invitado, a principios de 1966, al ya reconocido Festival de Cosquín, en Argentina, al que volvería en 1985.

Desde el principio, se estableció como una de las grandes voces del canto popular latinoamericano, con claras raíces de izquierda y Folklóricas. Cultivaba un estilo contenido y varonil, y su voz gruesa y un típico acompañamiento de Guitarras le dieron su sello característico.

Adhirió al Frente Amplio de la izquierda uruguaya, lo que le valió el Ostracismo y finalmente el Exilio durante los años de la dictadura. Sus canciones estuvieron prohibidas en Argentina, Chile y Uruguay durante los regímenes dictatoriales que gobernaron esos países. Vivió entonces, sucesivamente, en Argentina, España y México, a partir del 9 de Febrero de 1976.

Zitarrosa llego a nuestro país en julio de 1977, presentándose en el Auditorio Nacional, y el entonces canal 13 de Imevision en los programas del periodista mexicano Jorge Saldaña (exiliado también en el sexenio de Miguel de la Madrid), hay un dato curioso de Alfredo, se dice que a pesar de haber compuesto muchas canciones y de haber hecho muchos de sus arreglos no podía tocar una milonga completa, pero esto es un dato que no pude constatar, hay grabaciones de sus canciones donde él ejecuta también el instrumento de una manera impecable, y por lo general se hacía acompañar por 4 guitarras.

Regresa Zitarrosa a su natal Uruguay el 31 de Marzo de 1984, en medio de una emotiva y masiva recepción donde lo recibieron más de 5000 personas en el aeropuerto de Montevideo, la que fue descripta por él mismo como «la experiencia más importante de mi vida». la formidable voz e inspiración de Alfredo Zitarrosa se extinguieron el 17 de Enero de 1989 en Montevideo Uruguay, víctima del Cáncer, le viven su esposa Nancy Marino y sus hijas Carla Moriana y María Serena

Algunos de sus guitarristas fueron: Carlos Díaz “Caíto” (Q. P. D.), Naldo Labrin, Julio Cobeli, Delfor Sombra, Alfredo Díaz “Kanito”, Dionildo Velásquez, Julio Amaya, José Luis Peña María, Eleodoro Villada, Emilio “Toto” Mendez, *Nelson Olivera, *Ciro Pérez, *Vicente Correa

* en foto con Alfredo Zitarrosa (de pie) en 1972

Me despido de esta edición mencionando algunas de las obras de Alfredo Zitarrosa enmarcando en un paréntesis el ritmo al que pertenecen, espero haya sido de su agrado este articulo, hasta el próximo viaje por la música que a través del tiempo sigue siendo popular.

SANDOKKAN.

Entre las obras de Zitarrosa cito:

Nene Patudo (litoraleña), Doña Soledad (candombe), Niño Christian (canción), Stefanie (canción), Milonga de Ojos Dorados (milonga), Pa’l que se Vá, (chamarrita), Verte Bailar (milonga), Beethoven (milonga), Cancion de “Que” (candombe), Melodía Larga <instrumental> (milonga) Melodía Larga II <instrumental> (milonga),
Truco No –melodía larga III– <instrumental> (candombe), Dile a la Vida (zamba) Que Pena (litoraleña), El Loco Antonio (milonga), El Diccionario (candombe).

SANDOKKAN: lejos de ser el verdadero tigre de malasia, más bien, es un guerrero moderno en esta jungla de concreto llamada Ciudad de México, siempre apasionado, entre otras cosas, de la guitarra clásica y de las tecnologías computacionales.

Comentarios a: atravesdeltiempo@live.com.mx

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s