¿Cómo aprender más?

TIPS 8 – LA RELIGIOSIDAD POPULAR

El término “religión” de julio pasado se complementa con el de religiosidad y con otros que se irán analizando en entregas siguientes.

La religiosidad popular no es un fenómeno claro ni un movimiento bien delineado, como si se tratara de una ciencia o arte particular. El término se ha prestado a diversas interpretaciones por implicar elementos tan amplios  como la lengua, costumbres, relaciones, creencias y los ambientes geográficos en que un determinado pueblo vive. Además, cuando la Iglesia utiliza el término “Religiosidad” lo equipara tanto a catolicismo o piedad popular como a religión del pueblo y religiosidad popular latinoamericana. Por otra parte, el fenómeno no es propio del cristianismo ni del catolicismo, sino que es una realidad o fenómeno que atañe a todas las grandes religiones. Veamos algo de la realidad de muchos católicos en México.

01

El actual pueblo cristiano en México tiene una tradición compleja. Aparece marcado:

–       por una primera evangelización de los misioneros españoles del siglo XVI,

–       por sus propias tradiciones religiosas y culturales heredadas del núcleo indígena anterior,

–       y por ese conjunto de nuevas experiencias y prácticas religiosas en evolución que ha ido asumiendo a lo largo de los 500 años de cristianismo que lleva a cuestas.

02

Aquella primera evangelización no fue ciertamente ni definitiva ni homogénea, puesto que no alcanzó a todas las regiones de México, sino que fue el fruto parcial de la labor misionera de Franciscanos, Agustinos, Dominicos y Jesuitas, es decir: fue plural, pues dependió de cuatro orientaciones y propuestas de vida cristiana. Además, el pueblo de México heredó formas de vida, costumbres, ritos y la cosmovisión y pensamiento ancestral de las culturas autóctonas.

03

Sintetizando, la religiosidad de muchas localidades y grupos de este país resiente:

–  la combinación de la doctrina, principios y ritos oficiales de la Religión Católica traída por los misioneros con sus enfoques franciscano, dominico, agustino y jesuita;

–  la piedad laical de los soldados, caciques y población española que llegó a México,

–  y las tradiciones de los naturales que perduraron debajo de la cultura española impuesta, que fue apagándose lentamente o que se fusionó y creó el tipo peculiar de religiosidad entre el pueblo que conocemos.

Aquella simbiosis ha quedado presente en:

–  fiestas, actitudes, ornamentación simbólica y gestos rituales,

–  mezclas de liturgia cristiana y folclore religioso tradicional,

–  y formas de vida en el comer, vestir, divertirse, entre otros, que reflejan una cultura mixta.

04

La Iglesia, a través de su Teología pastoral, no pretende desaparecer esos elementos, sino asumirlos y purificarlos de reales o posibles resabios paganos y evitar nuevos sincretismos. Por su parte, la Antropología social trata de analizar sus reflejos y ver en qué medida esos elementos impregnan la realidad actual de este país y se desarrollan como cultura. En otras ocasiones habrá modo de retomar estos y otros aspectos colaterales.  Hasta pronto. ATPS.

ATPS: Me hicieron nacer un 11 de julio de 1945 en forma de varón. Luego, papás y profesores me llevaron de Pre-primaria a Primaria, Secundaria, Preparatoria y Universidad. Hoy, sé algunas cosas, sigo aprendiendo otras y vivo como papá, profesor y escritor en la Ciudad de México.

Comentarios a: leep.p@hotmail.com

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s